SERVICIOS Y PROCEDIMIENTOS

SERVICIOS Y PROCEDIMIENTOS

 

La juventud puede ser una fuerza positiva para el desarrollo cuando se le brinda el conocimiento y las oportunidades que necesitan para prosperar. En particular, los y las jóvenes deben adquirir la educación y las habilidades necesarias para contribuir en una economía productiva; y necesitan acceso a un mercado laboral que pueda absorberlos en su tejido.

Las personas jóvenes son a la vez agentes, beneficiarios/as y víctimas de los grandes cambios en la sociedad, y por lo general se enfrentan a una paradoja: pueden tratar de integrarse en el orden existente o servir como fuerza para transformarlo. En todas las partes del mundo, por distintos que sean las etapas de desarrollo y los ámbitos socioeconómicos de los países en los que viven, las personas jóvenes aspiran a participar plenamente en la vida de la sociedad.

A medida que la juventud exige más oportunidades y soluciones más justas, equitativas y progresivas en sus sociedades, se necesita abordar con urgencia los desafíos a los que este sector poblacional se enfrenta (el acceso a la educación, la salud, el empleo y la igualdad de género…).

Un objetivo primordial de la Agenda 2030 es la garantía de que “nadie se quede atrás”.

En la actualidad, hay 1.200 millones de jóvenes de 15 a 24 años, el 16% de la población mundial. Para 2030, fecha límite para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se estima que la cantidad de jóvenes habrá aumentado en un 7%, llegando así a casi 1.300 millones. Los Objetivos de Desarrollo  Sostenible están destinados a todas las naciones, todos los pueblos de todas las edades y todas las sociedades. La naturaleza universal de la Agenda 2030 implica que las personas jóvenes deben ser considerados en todos los Objetivos y metas. Los y las jóvenes se mencionan específicamente en cuatro áreas: empleo juvenil, adolescentes, educación y deportes por la paz. Además, las personas jóvenes son reconocidas como agentes de cambio, encargadas de explotar su propio potencial y asegurar un mundo apropiado para las generaciones futuras. Si bien todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible son críticos en el desarrollo de la juventud, las actuaciones en materia de educación y empleo son básicas de acuerdo al último “Informe Mundial de la Juventud”.

El bienestar, la participación y el empoderamiento de la juventud son impulsores clavedel desarrollo sostenible y la paz en todo el mundo. El logro de la Agenda 2030 requiere asociaciones sólidas e inclusivas entre la juventud y todas las partes interesadas, de modo que se aborden los desafíos de desarrollo a los que se enfrentan los y las jóvenes (como el desempleo, la exclusión política, la marginación, el acceso problemático a la educación y la salud, etc.) y el reconocimiento de su papel como socios en la promoción del desarrollo y el mantenimiento de la paz.

Las personas jóvenes de todos los países son a la vez un importante recurso humano para el desarrollo y agentes decisivos del cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica. Su imaginación, sus ideales, su energía y su visión son imprescindibles para el desarrollo continuado de las sociedades de que forman parte. Así pues, es esencial que se imparta nuevo ímpetu a la concepción y la ejecución de políticas y programas para los y las jóvenes en todos los niveles. Las formas en que se encaren en las políticas los desafíos y las posibilidades de la juventud influirán en las condiciones sociales y económicas actuales y en el bienestar y los medios de vida de las generaciones venideras.

Desde la Fundación Canaria de Juventud Ideo, creemos que el área de juventud de la misma, es una herramienta fundamental y útil al servicio de la juventud de Canarias. La Fundación tiene, entre otras funciones, el fomento, promoción y apoyo de actividades, acciones y programas, destinados a la población infantil y juvenil de Canarias en aras de favorecer el desarrollo integral del individuo, eliminando, en lo posible, los obstáculos con los que se encuentren, y en particular, llevar a efectos las acciones en materias infantiles y juveniles definidas por la Consejería competente en materia de Menor y Juventud, y en especial, por la o las Direcciones Generales del Menor y de Juventud”.

Empleo y Educación:

– Ampliar la información del programa de garantía juvenil.

– Proporcionar información sobre los derechos laborales a las personas jóvenes.

– Inclusión laboral de jóvenes en riesgo de exclusión, mejora de formación y cualificación.

Inclusión:

– Fomentar Proyectos de inclusión social y emancipación de colectivos juveniles especialmente vulnerables y en riesgo de exclusión como las personas jóvenes mayores de edad, extuteladas como menores bajo medida de amparo, (extensible a otros colectivos como jóvenes con medidas judiciales, jóvenes trans, mujeres jóvenes víctimas de violencia de género, etc.).

Inclusión.

– Lucha contra la pobreza, la precariedad y la desigualdad por razones socioeconómicas en todas las políticas públicas que afecten a las personas jóvenes (educación, empleo, vivienda, bienestar social…), promoviendo su inclusión social y la superación de las situaciones de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social.

Responsabilidad:

– Como administración pública tenemos la responsabilidad de gestionar recursos, entre ellos un presupuesto, que debe gastarse con responsabilidad evitando derroche.

Emancipación y autonomía: Educación, empleo y vivienda.

– Asegurar que las personas jóvenes puedan desarrollar sus proyectos de vida autónomos, promoviendo la igualdad de oportunidades.

Coordinación y colaboración interdepartamental, con otras administraciones y con la sociedad civil.

Impulsar la colaboración y la coordinación de todas las políticas que tienen que ver con las personas jóvenes de forma coherente con la visión, misión y valores de las políticas de juventud.

Igualdad, Diversidad, y LGTBIQA+:

– Elaboración del II Plan de Igualdad de la Fundación Canaria de Juventud Ideo.

– Fomento de la formación y actividades donde las y los jóvenes tengan participación de forma igualitaria (50%).

– Usar lenguaje e imagen inclusiva en todas las comunicaciones, actividades, cartelería, etc. que se realicen desde la Fundación Ideo y fomentarlo (como requisito) en las que se apoyen.

– Formar y concienciar (prevenir) sobre las violencias machistas y el machismo en todas sus muestras. Visibilizar el problema, así como soluciones y acompañamiento.

– Colaborar en Planes de detección precoz de la Violencia de Género en casas de la juventud, actividades de la Dirección General de Juventud, aulas, etc.

– Campañas informativas sobre el consentimiento y reforzamiento de la autoestima. Visibilizar prejuicios para normalizar situaciones (vello, peso, amor romántico, etc.) desde las aulas, casas de la juventud y actividades desde la dirección.

– Poner en valor los Cuidados (economía de los cuidados y cuidados como eje de las relaciones humanas).

– Debemos contribuir a generar una visión diversa y heterogénea de la juventud con sus sueños y esperanzas. Canarias como un paraíso de posibilidades para el futuro (si sembramos el presente).

– Fomentar la formación e información en diversidad afectivo-sexual y de género con el objetivo de prevenir el acoso o violencia hacia jóvenes LGTBI.

– Visibilizar el colectivo LGTBI y participar de actividades que promuevan la igualdad real en una sociedad plural, diversa e inclusiva.

– Promover debates entre jóvenes sobre y junto a jóvenes con diversidad funcional.

– Visibilizar las capacidades diversas. Facilitar y promover la accesibilidad de las personas jóvenes con diversidad funcional, a los recursos y actividades que se desarrollen con y para la juventud, considerándola además un requisito para apoyar estas actuaciones desde la DGJ.

– Fomentar las actividades que recojan criterios de accesibilidad universal para que puedan ser disfrutadas por las personas jóvenes independientemente de sus capacidades diversas.

Solidaridad:

– Concienciar, difundiendo y formando sobre las diferentes situaciones de la realidad social más cercana como puede ser pobreza/ precariedad/ desigualdad económica o física (discapacidad, dependencia), hasta conflictos (medioambientales, entre poblaciones por recursos o cuestión de valores o creencias) y migraciones como cuestión que nos ha afectado directamente y nos afecta indirectamente también cuando es al otro lado del mundo.

– Facilitar redes con colectivos, asociaciones y ONG que tengan estos temas en su agenda diaria.

– Incentivar en la juventud una cultura de solidaridad entre los pueblos y las culturas.

– Difundir entre la juventud los valores de la libertad, la paz y la defensa de los derechos humanos, así como potenciar el acercamiento intercultural entre jóvenes.

Participación, compromiso social e información juvenil:

– Convocatoria de ayudas destinadas a la promoción y fomento de la participación juvenil en el año 2021, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

– Conocer mejor lo que le gusta a la juventud, lo que le inquieta y cuáles son sus problemas. Que formen parte del diagnóstico y tengan mecanismos y herramientas a su disposición para tener voz propia y dar solución colectiva a sus necesidades.

– Fomentar la participación juvenil activa presencial y mediante nuevas tecnologías y redes sociales. “Participar como un modo de vida”.

– Favorecer la educación en valores y estimular la participación.

– Fomento del asociacionismo juvenil, del ocio participativo y educativo. Nuestra meta es construir colectivamente el futuro de la juventud.

– Apostar realmente por la inclusión activa de la juventud y su empoderamiento, por favorecer espacios de cooperación y codecisión: jóvenes, entidades, empresas, consejo de la juventud, profesionales, técnicos, municipios, cabildos y gobierno canario para garantizar la transversalidad de las políticas de juventud.

– Reforzar la imagen empoderada de jóvenes en los medios de comunicación.

– Buscar fórmulas novedosas y cercanas de hacer llegar a la población joven estos valores y nuestras actividades. “Cultura de participación y espacios de diálogo”.

– Fomentar el asociacionismo juvenil como instrumento para lograr metas concretas, unir a personas con las mismas opiniones o intereses, y generar comunidad y por tanto cambio, fomentando en lugar del individualismo que impera en la sociedad y sus correspondientes proyectos individuales, la colectividad y proyectos donde el trabajo en equipo sea un pilar.

– Proporcionar conocimiento a la población joven sobre sus derechos. Incentivar la libertad de expresión como derecho fundamental básico y promover valores democráticos y del Estado del bienestar.

– Considerar la información juvenil como aliada relevante de las actuaciones en materia de políticas de juventud, ya que tiene como finalidad facilitar la participación y las posibilidades de integración social, laboral y cultural de las personas jóvenes, favoreciendo la igualdad de oportunidades.

– Visibilizar y sensibilizar sobre la realidad de la precariedad en el acceso al empleo, a la vivienda, a la cultura, etc., de la gente joven, favoreciendo el conocimiento de los derechos laborales y sociales, y fomentando el asociacionismo y sindicación de la gente joven para la defensa colectiva de los mismos.

– Desarrollar o potenciar actividades garantizando su despliegue independientemente del medio social en el que se viva; isla no capitalina, zonas rurales, barrios con alta vulnerabilidad social.

– Desarrollar acciones positivas para el fomento del asociacionismo juvenil con base comunitaria en las zonas donde exista una alta vulnerabilidad social y zonas rurales, atendiendo especialmente a aquellos municipios en los que se está produciendo despoblación.

Cultura, Investigación, Creación e Innovación:

– Colaboración en el desarrollo y ejecución de los programas “Juventud y Cultura 2021”, Día Internacional de la Juventud” y “Premios Joven Canarias 2021”.

– Impulsar el consumo de cultura y reforzar el interés por el desarrollo de actividades culturales para y por la juventud. Impulsar una juventud creativa/artística y crítica.

– Impulsar el binomio juventud/cultura.

– Premios a la creación artística, científica y técnica de la población joven. Certamen de poesía por el Día Internacional de la Poesía, dedicado específicamente a los ODS.

– Incentivar la lectura (de forma original y colectiva/compartida).

Salud juvenil:

– Fomentar el ocio saludable, el deporte entre jóvenes y los hábitos de vida saludables. Impulsar deportes de cooperación frente a los de competición.

– Promover acciones preventivas de sensibilización de los efectos negativos del abuso de los juegos de azar, apuestas y TIC.

– Campañas de sensibilización sobre trastornos de conducta alimentaria en la juventud (anorexia, bulimia, obesidad) con perspectiva de género. Mejorar la salud mental/ emocional de la juventud canaria y reducir el sobrepeso y la obesidad juvenil.

– Promoción de la salud afectivo-sexual y prevención de enfermedades de transmisión sexual.

– Reconocimiento de jóvenes talentos deportivos.

– Sensibilización y prevención de accidentes de tráfico asociados a conductas de riesgo: alcohol y otras drogas, uso indebido del móvil mientras se conduce, etc.

Conciencia ecológica:

– Lucha contra el cambio climático y a favor del medioambiente. Canarias paraíso de Plásticos 0 y Sostenibilidad.

– Dar a conocer entre la población joven los objetivos del desarrollo sostenible – agenda 2030 Asimismo, que se conviertan en agentes ecologistas o medioambientales de difusión y denuncia y participen de la estrategia Canarias zona libre de plásticos.

PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO DEL SUBPROGRAMA DE INTERNAMIENTO

Los Centros de Internamiento Educativo para Menores (en adelante, CIEM) son centros específicos para el cumplimiento de medidas judiciales privativas de libertad y de permanencia de fin de semana en la modalidad de cumplimiento en centro dictadas al amparo de la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, Reguladora de la Responsabilidad Penal de Menores.

En los CIEM se cumplen las medidas de internamiento, tanto firmes como cautelares de menores/jóvenes de ambos sexos, que tengan preferentemente su residencia en la isla donde se ubique el centro, si bien es cierto que, por necesidades de organización y en función del número de plazas, podrán ingresar menores y jóvenes residentes en otras islas, así como de otras comunidades autónomas que hayan solicitado la colaboración interinstitucional en los supuestos de residencia en Canarias de menores y jóvenes que deban cumplir estas medidas dictadas por Juzgados de Menores de otras provincias.

Las medidas de internamiento consisten en una intervención interdisciplinar que combina la atención a las necesidades personales, sociales y de control de las y los menores y jóvenes internados. La duración y el tipo de medida vienen determinados por la resolución judicial en función de la infracción cometida y las características de ellas y ellos.

Por otro lado, en este tipo de Centro, debemos ser conscientes de la necesidad de primar las actuaciones de prevención y erradicación de los factores de riesgo causantes de la merma de los derechos de estas personas. Estos derechos sólo pueden ser ejercidos realmente cuando sus condiciones de vida social, económica, cultural, etc. son, al menos, suficientes. Por consiguiente, se hacen necesarias políticas de compensación de carácter integral.

Una de las características más importante de un medio residencial como éste es la estructuración; ésta viene determinada por la edificación, la dinámica de convivencia, los protocolos de actuación educativa, los horarios, los reglamentos; pero con la suficiente flexibilidad para adaptarse de manera conveniente ante situaciones de alarma o emergencia.

En este tipo de centros, la esencia de la intervención socioeducativa debe ser la de colaborar, mostrar e impulsar la creación de espacios y contextos en los que establecer procesos de desarrollo de la autonomía personal que estimulen un desarrollo social adecuado; debido a ello debe primar la capacidad de convertir lo cotidiano en ese encuentro socioeducativo.

En resumidas cuentas, podemos considerar que son dos los objetivos fundamentales de la actividad de los centros de internamiento en el ejercicio de las funciones que tenemos encomendadas; estos objetivos tienen como fin dotar a las y los menores/jóvenes, con sentencias de medidas de internamiento firmes y cautelares, de las estrategias necesarias para el afrontamiento y superación de los principales factores de riesgo relacionados con los comportamientos delictivos y, de esta manera, evitar su reincidencia y comportamientos antisociales así como su integración y reinserción social; estos son:

La educación

La intervención especializada en relación a los factores de riesgo

Para ello, en cada uno de los CIEM, se lleva a cabo una actuación educativa consistente en la implementación de un conjunto de programas de tratamiento, de intervención, formativos y laborales, adecuados a las características comunes que presenta un gran porcentaje de las beneficiarias y los beneficiarios y que, además, está encaminada a la superación de las circunstancias que han influido en sus actividades antisociales y delictivas.

Igualmente, se implementan programas específicos para el abordaje de otras tipologías delictivas menos frecuentes, pero que necesitan ser tratadas para evitar la reincidencia y que, por sus concretas características, precisan de una intervención específica.

En el CIEM también se desarrollarán (además de las actividades enmarcadas en los programas de formación, intervención y tratamiento) actividades deportivas socioculturales, de ocio y tiempo libre, así como actividades educativas no regladas y complementarias al programa educativo general.

“La última de las libertades humanas, la libertad esencial, aquella que nadie nos puede arrebatar, es la de elegir nuestra actitud sean cuales sean las circunstancias que nos rodean, por difíciles, dolorosas o complejas que sean tales circunstancias. Se nos puede arrebatar todo menos la libertad para decidir nuestro propio camino y esta libertad es la que hace que la vida tenga sentido y propósito. El ser humano no se limita a existir, sino que siempre decide cuál será su existencia.”

SUBPROGRAMA DE MEDIO ABIERTO RESIDENCIAL

(PMAR)

Los hogares de Ejecución de Medidas Judiciales de Convivencia con Grupo Educativo son un recurso específico concebido al auspicio de la Ley 5/2000, de Responsabilidad Penal de Menores, para la ejecución de la medida judicial de Medio Abierto de Convivencia con Grupo Educativo. Desde este planteamiento, el Grupo de Convivencia (HOGAR) ha sido diseñado como un recurso residencial normalizado y normalizador, integrado en su entorno, tanto a nivel espacial como sociocomunitario, donde desarrollar la ejecución de la medida judicial no privativa de libertad que le da nombre.

En la Comunidad Autónoma de Canarias se creó por primera vez un recurso para la ejecución de la medida de convivencia con grupo educativo en el año 2003. Progresivamente, se han ido creando nuevos recursos y aumentando el número de plazas disponibles para dar respuesta al incremento de sentencias judiciales firmes y cautelares impuestas a las y los menores en la Comunidad Autónoma de Canarias.

La Fundación Canaria de Juventud Ideo gestiona por primera vez un recurso para la ejecución de esta medida ubicado en la isla de Tenerife en abril de 2005, con 8 plazas.

Se ha llevado a cabo un enorme esfuerzo para poner a disposición de la Entidad Pública una red de recursos para atender a las y los menores mediante el abanico de medidas judiciales contempladas en medio abierto y, entre ellas, la medida de convivencia con grupo educativo. De esta forma, desde finales del año 2012, la Fundación Canaria de Juventud Ideo gestiona en la isla de Tenerife tres recursos para la ejecución de la medida de convivencia con grupo educativo, añadiéndose en el año 2016 un cuarto hogar y, en la isla de Gran Canaria, en el año 2017 se crearon tres hogares y un cuarto hogar en el año 2019.

Con el transcurso de los años ha quedado evidente que, la medida de convivencia con grupo educativo, puede ser eficaz para un determinado perfil de menores en los que se hace necesaria la separación de la o del menor de su domicilio, especialmente en los casos de maltrato familiar y violencia doméstica. Así queda reflejado en la circular 1/2010 del Fiscal General del Estado, que contempla la medida de convivencia con grupo educativo como una alternativa eficaz para el tratamiento de las y los menores que han cometido delitos de maltrato familiar.

Se podrán beneficiar del recurso todos aquellos y aquellas menores, mayores de catorce años y menores de veintitrés, a quienes se les haya impuesto mediante sentencia judicial la medida de “convivencia con una persona, familia o grupo educativo” desde los Juzgados de Menores de Canarias y derivados por la Dirección General de Protección a la Infancia y a la Familia. El tiempo de cumplimiento será determinado por el Juez o la Jueza y la medida puede tener un carácter cautelar o bien estar establecida mediante sentencia firme.

SUBPROGRAMA DE MEDIO ABIERTO NO RESIDENCIAL

(PMA)

El Subprograma de Medio Abierto de la Fundación Canaria de Juventud Ideo se concibe como modelo de referencia, en el proceso de intervención interdisciplinar, que se requiere y que sólo puede conseguirse mediante esfuerzos educativos y terapéuticos intensivos que faciliten la ejecución de este tipo de medidas judiciales en el contexto de la Comunidad Autónoma de Canarias.

De hecho, trata de integrar, en el mismo espacio, el cumplimiento de diferentes medidas de medio abierto contempladas en el artículo 7 de la LO 5/2000 de responsabilidad penal de menores; procurando que las oportunidades de aprendizaje y las intervenciones elegidas para alcanzar los objetivos marcados se basen en datos concluyentes, sin perder de vista el trabajo individualizado sobre cada menor/joven y las características propias de cada tipo de medida que se pretende trabajar.

El planteamiento de trabajo incluye contenidos transversales para todas las medidas, así como otros específicos adaptados a cada caso y para cada situación problema que se detecte en las y los menores/jóvenes participantes. Es por ello que se parte de un plan de trabajo individualizado que tenga en cuenta los momentos de intercambio con otras y otros menores/jóvenes que se encuentren cumpliendo medidas, de manera que el y la menor/joven pueda vivir su propio proceso educativo e interactuar con otras y otros que se encuentran en similares condiciones.

SUBPROGRAMA

DE INTERVENCIÓN FAMILIAR

El abordaje de la conducta criminal y antisocial, en las y los menores/jóvenes, ha ido evolucionando en el tiempo destacando, actualmente, la importancia de la familia en la intervención al considerar que son un objetivo clave a trabajar, pieza importante en el desarrollo de niñas y niños, siendo el núcleo base de socialización por lo que su inclusión lleva a que la intervención sea global y contemple a la y al menor/joven de una forma integral.

Entendiendo que la delincuencia juvenil es una forma de inadaptación social y la conducta ilícita de la y del menor/joven es un tipo de desviación que se engloba dentro del comportamiento asocial general. Esta conducta o comportamiento la presentan también menores de edad y constituye el objetivo preferente del estudio científico de la criminalidad. (Martínez Catena, 2013).

Los primeros pasos de la carrera delictiva se inician a edades tempranas. Según un informe del Ministerio de Educación, Políticas Sociales e Igualdad (2011), las y los menores/jóvenes españoles, manifiestan haber cometido su primera infracción legal a los 13 años, aumentando la frecuencia hasta los 17 años de edad.

Superado el periodo en el que los modelos explicativos fundamentaban la causa de la conducta antisocial en un solo factor (personalidad del delincuente, entorno social o familiar predisponente… etc.), actualmente predomina el paradigma que asume que sujeto, entorno cercano, sociedad y situación son, entre otros, los elementos que interrelacionan facilitando la aparición de la conducta problema. Dentro de este enfoque se incluye como válida la afirmación de que algunas familias albergan ciertos factores de riesgo o características de vulnerabilidad, en combinación con otros muchos, que predisponen al individuo en el desarrollo de conductas delictivas.

En el caso de las y los menores/jóvenes, este análisis toma especial relevancia cuando pasan a cumplir una medida judicial. En la mayoría de los casos la interacción familiar puede no llegar a existir o estar dominada por relaciones inadecuadas y dificultar, por tanto, la consecución de los objetivos de reinserción. Las madres y/o los padres, en algunas ocasiones, entienden que la medida judicial está destinada a su hija o hijo y les cuesta valorar la necesidad de implicación o la necesidad de cambiar, ellas y ellos, alguno de sus repertorios comportamentales y sus habilidades parentales. La imposición de la medida judicial, y especialmente las de internamiento, en muchas ocasiones pone de manifiesto la realidad socio-familiar de las usuarias y los usuarios, permitiendo ello realizar un análisis más ajustado de la misma.

PROGRAMA DE ORIENTACIÓN E INSERCIÓN LABORAL

(POIL)

La Fundación Canaria de Juventud Ideo viene desarrollando en los últimos años, programas de formación, orientación e inserción laboral con las y los menores/jóvenes internos en los Centros de Internamiento Educativo para menores de Canarias (CIEM), así como en los subprogramas de medidas en régimen abierto en todas las islas. En el año 2010 se configuró en la Fundación un equipo propio y específico de orientación y mediación laboral, contemplando metodologías y herramientas adaptadas a la población adolescente que sufre esta problemática, lo que ha permitido contar con un equipo profesional especializado y sensibilizado en la necesidad de poner en marcha procesos de incorporación social activa en la vida de estas personas, principalmente en lo referente a su inserción sociolaboral.

Este servicio transversal a todos los subprogramas de justicia juvenil, adquiere una relevancia especial para este colectivo con serios problemas de acceso al mercado laboral ya que, por un lado, contribuye a mejorar el nivel de empleabilidad y, por otro, pone especial énfasis en la sensibilización del mundo empresarial con miras a la posible contratación de esta población.

Esto nos permite apoyar sus procesos de inserción mediante una intervención más integral con otras acciones complementarias desde el área educativa, sociocultural, formativa y social que facilite el desarrollo personal.

Consideramos este servicio como un recurso “puente” que sirve para orientar a el o la menor/joven y facilitar así su tránsito e integración en otros espacios diferentes a los propios de cada subprograma, apoyado en un recurso externo que acompaña la inserción social, laboral, formativa…

Nuestras acciones van dirigidas a analizar, conocer y estudiar los posibles campos de generación de empleo, además de acciones de mejora de la empleabilidad, búsqueda activa de empleo, intermediación laboral, contacto empresarial y seguimiento de la contratación, conformando todos estos ámbitos el sentido del Programa de Orientación e Inserción Laboral, tanto desde una perspectiva interna como externa. Facilitando la inserción sociolaboral mediante la consecución de un empleo estable y de mayores grados de autonomía.

SUBPROGRAMA DE EMANCIPACION

El acompañamiento en el proceso de emancipación no lo definimos como un espacio físico, de pisos o centros, sino como un proceso facilitador de la autonomía de la o del joven, a través del seguimiento profesional e individualizado y la cesión de medios que permitan, de forma progresiva, la desinstitucionalización de la o del joven y su integración completa en la sociedad de forma autónoma.

Este proceso se estructura en diversos niveles de soporte que atienden las principales necesidades y dificultades que las y los jóvenes encuentran hasta que pueden establecerse con plena autonomía. Estos niveles se estructurarían, jerárquicamente, de la siguiente manera:

– Proporcionar un lugar para vivir

– Elaborar el ámbito relacional, ofreciendo apoyo, ayuda y una mínima referencia afectiva para hacer menos traumático el proceso de  desinstitucionalización.

– Ofrecer asesoramiento y ayuda en los aspectos laborales.

– Aconsejar y racionalizar la administración de los bienes.

– Trabajar progresivamente la absoluta emancipación e inserción plena y activa en la sociedad.

En lo que respecta a su funcionamiento, las y los jóvenes pasarían a ocupar un piso gestionado por la Fundación Ideo, un proyecto que se encargaría de proporcionar una vivienda liberada de gastos fijos para el o la joven, con las siguientes condiciones:

– El o la joven corre con todos los gastos referidos a alimentación, limpieza, gastos personales, organizados a través de un presupuesto general que cubra los mínimos necesarios para satisfacer las necesidades del propio piso y sus residentes, presupuesto elaborado equitativamente junto al resto de compañeras y/o compañeros del piso. En caso de no percibir ningún tipo de remuneración, por una causa justificada o por la pérdida de la fuente de recursos que poseía, se le otorgará una beca mensual para satisfacer sus necesidades básicas, condicionada a la realización de actividades formativas y a la búsqueda activa de empleo.

– Se tendrá que firmar un contrato, entre la Fundación y el o la joven, de cesión en precario de uso de una “habitación con derecho a cocina”. En este contrato se fijan derechos y obligaciones, así como la aceptación de las normas que, delimitan, entre otras cuestiones, las visitas, las obligaciones domésticas, etc…

Junto a este tipo de consideraciones, en el presente proyecto también se detallan una serie de aspectos sustanciales relativos a las condiciones de convivencia y permanencia y que constituyen el eje toral del mismo; en este sentido, se debe resaltar que la cesión de las estancias se establecerá por periodos de 6 (seis) meses, por lo que ésta será la duración mínima y que al poder renovarse hasta un máximo de 3 (tres) veces, la duración total máxima de beneficio de este recurso para una misma o un mismo joven, sería de 2 (dos) años.

El seguimiento se realizará de forma diaria por parte de monitores o monitoras, procurando que su presencia se incremente en los momentos de mayor intensidad de la convivencia dentro de los pisos, no pudiendo negarse el o la joven a relacionarse con este personal en ninguna situación.

Asimismo, los pisos de acompañamiento en el proceso de emancipación serán de carácter mixto pero, la asignación de habitaciones de manera ineludible, se hará por razón de género en caso de tener que compartir habitación.

Por último, el o la joven no debe olvidar nunca que al ser éste un programa voluntario, la no aceptación de las condiciones obligará a la salida del programa y al replanteamiento de su proyecto de vida de forma independiente.

Fecha de actualización: junio de 2021.
Periodicidad: anual.