PADRE TEIDE

Y seguimos conociendo la isla, recorriendo sus caminos y disfrutando de sus playas perdidas y escondidas. Tenemos el privilegio de vivir aquí, de vivir en las afortunadas.

En esta ocasión estuvimos en Mesas del Mar y que mejor recibimiento que llegar y nuestro hermoso Padre Teide se muestre para poder disfrutar de su visión.



Deja una respuesta