5 millones de voluntades, el camino a un mejor mundo

Cada  5 de diciembre, Día Internacional del Voluntariado, se hace necesario “poner en valor”  la importante contribución de los voluntarios y voluntarias para un Mundo mejor; para ello debemos ser capaces de implicar a más personas de toda condición a ofrecer sus servicios en el voluntariado, tanto en sus países de origen como en el extranjero.  Ejercer el voluntariado, por pequeñas que sean las acciones entraña un valor añadido a sus propias vidas Una labor que realizan unos cinco millones de personas en nuestro país.

No son seres excepcionales sino personas normales que han apostado por comprometerse con esta sociedad en distintos ámbitos. Han decidido ofrecer su tiempo, que es lo más valioso que tenemos y con ello han logrado ensanchar horizontes y darse cuenta de que el mundo se extiende mucho más allá de nuestra mirada. Hay muchos espacios donde podemos intervenir y que podemos transformar.

Hoy queremos, desde la Fundación IDEO, dar visibilidad a esa ciudadanía activa que ha vencido el desanimo y está dispuesta a  implicarse. Queremos dar protagonismo a todas las personas que han comprendido que “Hacer voluntariado es querer cambiar el mundo y hacerlo”. Descubrirlo puede ser un paso importante en la vida de cualquiera. Voluntariado social, cooperación al desarrollo, ambiental, cultural, deportivo, educativo, socio-sanitario, ocio y tiempo libre, comunitario y protección civil son los ámbitos en los que podemos desarrollarlo.

Necesitamos entidades, ONGS, que deseen compartir nuestros objetivos; que trabajen a nuestro lado porque sólo implicando a la Sociedad, nos haremos corresponsable de esta tarea en la que no hay “soluciones únicas ni definitivas” porque de por medio hay vidas, personas, es una búsqueda constante de oportunidades. Necesitamos voluntades.

Sabemos que una Sociedad que impulsa la tarea solidaria es una “Sociedad que cultiva su Humanidad”. La Fundación IDEO apuesta decididamente por esas personas que hacen desde el compromiso, un canto a la esperanza de que es posible un  mundo mejor.

 



Deja un comentario